domingo, 26 de junio de 2011

independencia,

supongo que alguna vez tendrá que hacer su vida, e independizarse,,, se queda mirando hacia la puerta de la calle, sin saber si saltar e irse, sin saber qué hacer,,, yo al principio le animaba a salir por ella, ahora no quiero que lo haga,,, pero ya no vive en las paredes, ahora vive por los suelos; ya no duerme enroscada en el techo, duerme sobre el sofá o sobre el felpudo,,, está domesticada, si sale se va a morir, o se va a volver como el cocodrilo de su madre, que se pasea por la terraza cada noche, y es asquerosa,,, no le puedo impedir que lo haga, si ha de irse, que se vaya, yo abro la puerta y la dejo ahí, mirando a la calle, y me doy la vuelta; si ha de hacerlo, que sea cuando yo no miro,
 
manolita, haz lo que creas que debes hacer; vete hasta bruselas, si lo ves necesario, yo no te lo voy a impedir,