sábado, 27 de agosto de 2011

para cagar,

antes cuando mi abuela no iba al baño se tomaba un "cagató", como ella lo llamaba; se trataba de una infusión de algunas hierbas que tenía en un frasco; abría el frasco, echaba una cucharada en un vaso, y vertía sobre las hierbas agua caliente;
ella desconocía la palabra laxante, ni cualquier otra parecida; 
ahora no hubiera necesitado el cagató, porque ahora todo es para cagar, el pan, los cereales, la leche, el agua, la fruta, a todo le ponen en la etiqueta eso de "con no sé qué", "con fibra", "con ácidos y no sé cuálas",,,
ahora ya no va al supermercado, porque está en la cama todo el rato, pero si hubiera ido tampoco hubiera entendido que todo es para cagar, que detrás de todos esos "con lo que sea", lo que se oculta es un montón de "para cagar",
¿por qué no ser más claros?
¿lo que quieren es que caguemos?
¿por qué no ponen "para cagar" en las cajas?