miércoles, 2 de junio de 2010

cuento,

un día un tipo se levantó y notó que no podía bajar de la cama, porque no tenía los brazos y las piernas como solía, ya que se había convertido en una cucaracha, durmiendo, de repente, y alguien le tiró una manzana por la rendija de la puerta y se le quedó incrustada en la espalda de caparazoń de cucaracha, qué mala suerte, ya que de allí no se la podía quitar, pues los brazos no los tenía como antes,

2 comentarios:

l.v. dijo...

lo siento nico, pero esto ya lo escribió kafka hace años, lo tituló la metamorfosis

El murmullo de las cucarachas dijo...

Otraaa de cucarachasss

jejejeje

vale... Sabias que las cucarachas mashho tenemos 9 pollas??... El kafka no lo sabia y por eso le salio la historia tan tristee... de haberlo sabidoo todo hubiera sido difernte..no crees???..

saludos de huevooos!!!