lunes, 22 de diciembre de 2008

si me toca la lotería


 
si me toca la lotería
    me voy a comprar un entierro que te cagas,
 
 
la comitiva fúnebre hará un recorrido
    desde mi cuarto hasta el escorial,
        pues quiero que me dejen en la lonja
            con la tapa abierta
                y que se me coman los buitres,
    necesito quiero asegurarme
        de que mi paso por el mundo
            ha servido para algo,
                al menos para alimento de los buitres,
 
 
habrá 3 plañideras egipcias delante
    y 2 funcionarios cagando hojas de libros detrás,
        dejando un reguero;
    y nadie llorará, todos reirán, 
            porque será todo muy gracioso,
                como el imbécil del muerto cuando era gracioso,
                    cuando no era un lastimoso
                        ni un deprimido de mierda
                            ni un triste
                                ni un borde
                                    ni un plasta llorón 
 
 
las mujeres irán con las tetas fuera,
    y con unos banderines con dibujos niculistas
       será un entierro niculista
            los hombres irán en bañador y sandalias,
    la sección familia delante,
        comiendo queso y plátanos,
            todo el rato
    la sección teatro detrás,
        repartiendo invitaciones
            y comiendo tortilla de patatas
    los amigos y enemigos en el centro,
        cuchicheando,
            de cosas graciosas
                muy graciosas
        leyendo mis obras completas
            por fin leyendo mis chorradas 
                y mondándose de risa
                    y arrancando
                        y tirando las hojas una vez leídas,
 
 
y yo miraré por la caja,
    por un agujerito que voy a encargar,
        para ver quién ha ido
            y para ver quién no ha ido
                sobre todo para ver quién no ha ido,
 
 
 
después de encargarlo todo
    y de dejarlo todo bien atado,
        me voy a tirar por la ventana,
            y que empiece la fiesta
 
.
.
.
la pena es que no tengo nada de lotería

2 comentarios:

Luli Val. dijo...

Estimado Nico:

Estuve este fin de semana en el pueblo de mi familia. Me hicieron ir al cementerio. Pensé que mi tía se aburría mucho encerrada, así que le puse el especial de Navidad en las flores de la tumba.

Tuve la mala suerte de que mi padre me pilló, y lo leyó. Se pensó que era yo la que me quería meter la Navidad por el culo, y se armó una buena.

Querido Nico... Te voy a mandar un e-mail con la foto que le hice. Y explicándote varios cambios que se han llevado a cabo en mi cerebro desde que te leo.

Antes no me gustaba leerte y me creía superior a ti. Ahora me siento terriblemente inferior a tus minúsculas constantes. Y ya ves, viajo siempre con un número de tu revista en el bolsillo.

Feliz Navidad, querido Nico.

nico_guau dijo...

bueno, estoy esperando ese mail y esa foto,