miércoles, 31 de diciembre de 2008

soneto de pensando en mí, en mí en concreto

me levanto muy tarde y pienso en mí,
medito sobre la vida que llevo,
preparo un té y luego me rasco un huevo,
me hurgo en la nariz, así, así;
 
luego me cago en el día que nací,
me hago otro té y luego yo me lo bebo,
me cago en la palabra "luego" y debo
obligarme a acordarme yo de ti;
 
¿por qué de ti?, yo sólo a mí me quiero
y me lo demuestro con té y soneto;
cuando llega la noche sólo espero
 
dormir pensando en mí, en mí en concreto
pues es entonces cuando exploto y muero;
con tanto té dormir, es el secreto
 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me gustaría tomar un té contigo la semana que viene.
b.t.

j.s. dijo...

odio los sonetos, pero seguro que son un excelente ejercicio literario