domingo, 21 de febrero de 2010

egoistas,

 
todos los que me rodean son unos seres egoístas,
todos,
 
todos mis amigos de la vida,
el primero martín, por supuesto,
pero también muchos otros,
como crudo,
y luego todos los demás,
y también t.d.p. que no me habla,
todos unos egoístas, los amigos de la vida,
 
también los compañeros del cole y de otros sitios, 
y la gente que veo todos los días,
todos iguales,
 
y los amigos de feisbol también son unos egoístas,
que no piensan que hay momentos en que yo no estoy disponible para ellos y se enfadan,
 
todos son eso, egoístas,
 
¿con quién me quedo ahora?,
 
 

15 comentarios:

swift dijo...

con todos, todos somos iguales

Javier Swift dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nico guau dijo...

QUÉ DICES,

basurilla swift dijo...

eh, perraco, la has puesto ahora, de pega, esa papelera es de pega

nico guau dijo...

QUE NO SÉ DE QUÉ ME HABLAS, QUÉ PAPELERA,

basurilla swift dijo...

anda, déjalo,
antes no había papelera, y ahora hay una papelera donde no debía haber una papelera

peter gunn dijo...

una papelera pequeña que sale cuando escribes un post para poder borrarlo,
yo hay dias que me sale y dias que no, será cosa del explorador, o de la página..

Anónimo dijo...

pues ahora te metes a ti mismo por tu puto culo

Lou dijo...

... anónimo ¿sabes? estás fuera de lugar totalmente,

l.v. dijo...

a lo mejor nico, a lo mejor tienes razón y no estamos ninguno a tu altura y lo que deberías hacer es buscarte otros amigos y dejar de criticar a los que tienes -entre los que, sinceramente, no me incluyo, porque mis amigos sirven para más cosas que para pedirme fotos de comida-
en realidad a lo mejor tienes razón y somos egoístas o son egoístas, pero qué es un egoísta? alguien que tiene esa fea manía de quererse más a sí mismo que a ti,
en realidad nico, paso

Anónimo dijo...

El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano;
ayuno dos veces a la semana, y doy diezmos de todo lo que gano.
Lucas 18.11-12

Anónimo dijo...

El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano;
ayuno dos veces a la semana, y doy diezmos de todo lo que gano.
Lucas 18.11-12

lola dijo...

hostias qué pesado el fariseo de los huevos este,
al menos podía variar la cita,,,

Javier Swift dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
javier swift dijo...

el comentario suprimido por el autor, una línea más arriba decía:
"tienes razón lola, tienes razón"
al respecto de que el puto fariseo cambiase la puta frase.