viernes, 19 de febrero de 2010

Ya soy cabezón.

 

"Cómo se llega a ser cabezón", me había preguntado miles de veces. Cada vez que salía a la calle, cada vez que montaba en un autobús y veía lo que la gente llevaba sobre los hombros me entraban unas ansias...

 

Ya no tengo ansias porque tengo un cabezón,

7 comentarios:

Lou dijo...

... debe ser por eso que últimamente piensas mucho, ¡jajajaj!

Rubén Gracia dijo...

Cuando encargues las gorras pide una talla especial para ti

nico guau dijo...

tururú,

Javier Swift dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
nico guau dijo...

¿y eres un cabezón?

swift swift dijo...

no, pero tengo la cabeza hueca y llena de pájaros

swift dijo...

el comentario suprimido por el autor dos entradas más arriba que esta contaba la historia siguiente:

mi padre cuando quería decirnos que eramos unos cabezones nos decía algo así como
"Cabezón de la Sal........... siete minutos".

El comentario se aclara diciendo que Cabezón de la Sal es un pueblo de Cantabria, creo.