martes, 27 de abril de 2010

El vino de los saraos

En los estrenos, en las inauguraciones, en los grandes eventos, se suele servir vino. Yo no bebo, pero el de hoy lo he probado. Unos decían que era bueno, otros decían que era muy malo. A mí me ha parecido como todos, porque no entiendo de vinos. Podía elegir entre blanco y tinto, y he elegido blanco, o más bien han elegido por mí, porque mi intención no era beber vino. Pero soy consciente de que en un sitio así, en el que se habla con la gente con la que vas, o con la que te encuentras, hay que ir con una copa en la mano, aunque no se beba de ella. Aunque sólo sea por tener una mano ocupada. Hay algunos que se hacen rellenar la copa seis o siete veces, hay otros que con una es suficiente. Para acompañar el vino había almendras, patatas, cacahuetes, todo muy frito y aceitoso. Y claro, en cuanto me he querido dar cuenta, tenía las dos manos ocupadas, la primera con la copa, y la segunda con un plato en el que he recopilado una homogénea mezcla de fritos; de ese plato he ofrecido a la gente que estaba a mi alrededor, cual "camarera cualquiera y silvestre", según le he dicho a un individuo al que juro no conocer de nada, pero al que la confianza que da tener una copa en la mano en un sarao me ha hecho soltarle por mi boca semejante expresión. Además ya había bebido un poco de la copa, y estaba empezando a tomarme libertades con gente a la que no había visto en la vida, pero que se encontraban en la misma situación que yo: la de un ser humano con un vino en un sarao. En el fondo se trata de eso, de que el tener una copa te haga hablar con el resto de participantes, de que no te puedes ir porque no te has acabado aún el vino, de llevarte la copa a los labios cuando haces que escuchas, (o cuando escuchas de verdad, que hay algunos), de hacerte el interesante sujetando tu copa y, además, de no sentir que se tiene un brazo tonto, inútil, un apéndice desinflado que cuelga de uno. En realidad el vino en un sarao es para eso, para no sentir que el brazo es la continuación malograda del hombro, que no sabes si guardar bajo la chaqueta, meter en un bolsillo o maldecirte por no habértelo dejado en casa. Para no sentirte tonto al no saber qué hacer con el brazo. El vino en el sarao se ha inventado para que no nos sintamos inútiles y podamos hacer negocios a gusto, con el resto de las personas del sarao. Porque en definitiva, lo que se hace en los saraos son negocios. En mi caso, he tomado al asalto el revuelto de fritos para que el otro brazo se sintiera útil también. Así mis dos brazos tenían algo que hacer. Mis dos brazos sienten mucha envidia, el uno del otro. Así son ellos.  

 

 

15 comentarios:

swift dijo...

me gusta tu escrito,

Mc. Aks dijo...

si, esta muy bien, si. y casi no te has metido con nadie. esta muy bien, muy entretenido. cuentamelo otra vez, va!

swift dijo...

pues a mi sí que me parece que se haya metido con mucha gente, fíjate, vale que no dijera culo ni caca, pero todos los que vamos a los saraos salimos malparados

swift dijo...

aquí en la ciudad de "barba-ritat" hay más saraos que en ningún sitio, lo puedo asegurar. Algún día haré un escrito cañero contra esto, ahora no me sale, pero en todos los saraos te encuentras a los mismos garrapatas una y otra vez, esos garrapatillas que se colocan estratégicamente cerca de la puerta por donde sale el camarero o en la mesa circular donde saben que van a poner el plato de jamón, o esos garrapatillas que aprovechan el sarao determinado para darte su tarjeta y una completa descripción de su negocio y modo de vida,

Lou dijo...

me gusta mucho nico,
¡qué bonito el mundo de los saraos!, todos con las manos ocupadas entre copas, fritos, canapés, tarjetas y en algunos hasta se puede fumar, y si pillas buena mesa, cenaito a casa,

Mc. Aks dijo...

puede que salgais mal parados, honey, pero no se ha ensañado. por eso puse casi.

cuando me llevais a un sarao de esos?

swift dijo...

no había caído en ese detalle Mac, menos mal que estabas ahí para recordarnoslo

mc dijo...

no me has dicho cuando me vas a llevar

swift dijo...

no es conmigo con quien estás hablando entre líneas no?

swift dijo...

no es conmigo con quien estás hablando entre líneas no?

mc dijo...

hablo con cualquiera que vaya a saraos. que me lleve

Lou dijo...

yo puedo llevarte a alguno, pero te advierto que suelen estar llenos de bacines, esto es en manchego: persona que habla de lo que no sabe, que se mete donde no le importa, que trae y lleva cuentos y chismes sobre los demás y le gusta crear polémica,
mejor ir de cañas,

swift dijo...

haya donde tu vives Mac debe haber algunos saraos,
véte un día a tomarte un pincho de tortilla y un vino con la mano izquierda y luego nos cuentas,
a veces, cuando tienes hambre, un buen sarao te quita las ganas de cenar

Mc. Aks dijo...

pero con la mano izquierda no, que tengo el brazo estropeao.

ademas, si voy solo, seguro que piensan que soy uno de esos aprovachaos que campan a sus anchas por estas tierras de mierda

Mc. Aks dijo...

.