viernes, 2 de abril de 2010

leer,

Ayer estuve en una casa donde había una sala llena de libros y un sillón para leerlos. Quizá eso es lo que no tengo, un lugar para leer. Antes leía en el metro o en el autobús y en el suelo de la caseta y en la cama. En la cama a veces me quedaba dormido. Ahora en mi caseta no tengo suelo, sólamente tengo cama para leer, y siempre me duermo cuando me pongo horizontal. Lo que tengo que leer en el cole no es lo que solía leer antes. Lo de antes lo he intentado leer pero me duermo. Y leo lo del cole, a medias.

Ayer, cuando vi el sillón para leer, en esa habitación llena de libros, me dio mucha envidia, y me acordé de las veces que me habían dado ganas de tirar los libros porque no los puedo leer. Quiero un sillón para leer. O un silla, simplemente. ¿Lo quiero?

Hoy me ha dicho martín que ya no lee; esto es un pie suyo andando por alcalá, por cierto, con la zapatilla que no me gusta:

Que martín no lee. Y he pensado que yo tampoco, y no es porque no tenga un sillón, debe haber alguna otra cosa. Un momento en que dejé de hacerlo. No fue al entrar internet en mis tardes. No fue al no tener suelo para hacerlo. Le he dicho a martín un momento en que él dejó de leer, por decir algo. Pero es una tontería. Me parece que la culpa es de los libros. No dicen nada. No sirven para nada. ¿O es del sillón? ¿Si tuviera un sillón para leer, leería?

ah, culo,

10 comentarios:

peter gunn dijo...

el sillón es lo de menos, leerías los primeros dias por tener sillón nuevo, yo hay temporadas que he leido mucho y luego he estado meses sin leer nada,

bah, pero es que yo soy un inconstante,

nico guau dijo...

y yo soy un culo,

peter gunn dijo...

un culo sin asiento, por lo que veo

nico guau dijo...

síiii,
ahhhh,
ay,

Rubén Gracia dijo...

Yo también dejé de leer. No me concentraba. Las letras bailaban. Era por la vista. Ahora tengo gafas para leer. Las letras no bailan. Pero sigo sin concentrarme.

l.v. dijo...

y yo también dejé de leer, llegó un día en que me sentí saturada de información y decidí que antes de añadir información nueva tenía que hacer algo con la que ya tenía, al menos ordenarla,
ahora ya solo leo cosas cuando veo que tengo huecos vacíos muy evidentes,
me preocupa, y si uno se queda así para siempre? sin leer? suena horrible

peter gunn dijo...

leer está bien, es el viaje más barato

javier swift dijo...

yo tampoco leo mucho últimamente,
concuerdo con l.v. en que hay demasiada información en la pelota. Pero sigo perdiendo el tiempo en librerías de viejo y sigo comprando libros y más libros baratos que necesito leer aunque sepa que no los leeré nunca, igual es que soy un poco fetichista de los libros,
un sillón no, a mi me gustaría tener tiempo para leer, creo que es un buen momento ahora que no tengo tele, ni trabajo, pero tengo otras obligaciones que me alejan del libro
yo ahora picoteo de acá y de allá como un pajarito pero las sensaciones no son buenas,
con lo que molaba leer

Lou dijo...

.. yo quiero conocer a martín,

lector swift dijo...

pues este fin de semana he leído un montón, y me acordé de este escrito un montón, y seguí leyendo con una sonrisa en los labios