jueves, 29 de abril de 2010

martes, 27 de abril de 2010

los que se aprovechan,

los que se aprovechan
son unos aprovechados,
y siempre están ahí, aprovechándose,

miedo xv,

El vino de los saraos

En los estrenos, en las inauguraciones, en los grandes eventos, se suele servir vino. Yo no bebo, pero el de hoy lo he probado. Unos decían que era bueno, otros decían que era muy malo. A mí me ha parecido como todos, porque no entiendo de vinos. Podía elegir entre blanco y tinto, y he elegido blanco, o más bien han elegido por mí, porque mi intención no era beber vino. Pero soy consciente de que en un sitio así, en el que se habla con la gente con la que vas, o con la que te encuentras, hay que ir con una copa en la mano, aunque no se beba de ella. Aunque sólo sea por tener una mano ocupada. Hay algunos que se hacen rellenar la copa seis o siete veces, hay otros que con una es suficiente. Para acompañar el vino había almendras, patatas, cacahuetes, todo muy frito y aceitoso. Y claro, en cuanto me he querido dar cuenta, tenía las dos manos ocupadas, la primera con la copa, y la segunda con un plato en el que he recopilado una homogénea mezcla de fritos; de ese plato he ofrecido a la gente que estaba a mi alrededor, cual "camarera cualquiera y silvestre", según le he dicho a un individuo al que juro no conocer de nada, pero al que la confianza que da tener una copa en la mano en un sarao me ha hecho soltarle por mi boca semejante expresión. Además ya había bebido un poco de la copa, y estaba empezando a tomarme libertades con gente a la que no había visto en la vida, pero que se encontraban en la misma situación que yo: la de un ser humano con un vino en un sarao. En el fondo se trata de eso, de que el tener una copa te haga hablar con el resto de participantes, de que no te puedes ir porque no te has acabado aún el vino, de llevarte la copa a los labios cuando haces que escuchas, (o cuando escuchas de verdad, que hay algunos), de hacerte el interesante sujetando tu copa y, además, de no sentir que se tiene un brazo tonto, inútil, un apéndice desinflado que cuelga de uno. En realidad el vino en un sarao es para eso, para no sentir que el brazo es la continuación malograda del hombro, que no sabes si guardar bajo la chaqueta, meter en un bolsillo o maldecirte por no habértelo dejado en casa. Para no sentirte tonto al no saber qué hacer con el brazo. El vino en el sarao se ha inventado para que no nos sintamos inútiles y podamos hacer negocios a gusto, con el resto de las personas del sarao. Porque en definitiva, lo que se hace en los saraos son negocios. En mi caso, he tomado al asalto el revuelto de fritos para que el otro brazo se sintiera útil también. Así mis dos brazos tenían algo que hacer. Mis dos brazos sienten mucha envidia, el uno del otro. Así son ellos.  

 

 

sábado, 24 de abril de 2010

"también puedes alienar al público con palomitas" (a.b.2)

los que se aprovechan,

no, no me gustan los caraduras,
los que se aprovechan de mí,
los egoístas,
los que me chupan la sangre,
los que me soportan porque les llevo al teatro,
los que quedan conmigo porque les presento a gente importante,
los que me hacen la pelota para que diga chorradas en su radio moderna,
los que me piden favores con vocales largas,
no me gustan,

"no me gusta que me lean cosas que están en la pantalla, me produce un desorden temporal" (a.m.)

miedo xiv,

La noche del miedo

 

Hojeando el folleto de La noche de los libros, evento que ha movilizado la ciudad de Madrid hoy, me pregunto cuántos de los gerifaltes que han leído un par de párrafos de El Quijote en el Círculo de Bellas Artes sabrían contestar a una pregunta sencilla: "¿qué es El Quijote?". Y me pregunto también por qué tantos directores de cine a punto de estrenar película han firmado hoy libros que han sido publicados hace ya varias décadas. Y por qué tantos grupos musicales han ambientado las compras de libros en otras tantas librerías. Y en qué libro se han inspirado los bailarines que han mostrado su arte en enclaves diversos de la culta capital. Y por qué han invadido las bibliotecas (esos lugares repletos de volúmenes que podrían haberse sentido orgullosos hoy por la impuesta efemérides) un sinfín de conciertos, talleres de papiroflexia, cuentacuentos representaciones teatrales y alguna performance "erótica" (como leo en el programa), en vez de permitir que los usuarios hicieran eso que es más común con los libros. Y sigo preguntándome por qué una institución pública celebra el día y la consiguiente noche con un recorrido por las "fondas, mesones, botillerías y cafés" del Madrid Ilustrado. Y sobre todo, me pregunto por qué la imagen de todas esas noches en producción industrial que se nos brindan últimamente (la de los libros, la de los teatros, la que va "en blanco") es la luna llena, con sus tonos grises y sus cráteres y sus mares, una imagen de la que se han apropiado, que antes significaba otra cosa mucho más poética y evocadora, y que al mirarla ahora, me transmite una única idea: dinero, el dinero que cuestan todas estas noches, esa suma que yo, como pobre mortal, nunca llegaré a saber. Como tampoco sabré si la fotografía de la luna que utilizan como imagen es propia  o es escaneada de un libro. Porque para algo sirven los libros, supongo, ya lo he visto el día de hoy. Festejando El día del libro y  La noche de los libros se ha privado de significado y de utilidad a lugares dedicados a la lectura, se ha dotado de música en directo, algo hasta hace un par de años impensable, a espacios de venta de libros, algunos tan pequeños que para hacer hueco a un cantautor con su guitarra habrán tenido que sacar a la calle bajo la lluvia un par de mesas con libros. Y se ha utilizado la efemérides a modo de contenedor de escombros, depositando a lo largo del día de hoy cualquier propuesta para festejar esta señalada fecha, por descabellada que fuese la idea, y por opuesta a los libros que se encuentre. Y ahora es cuando me pregunto si no se ha olvidado eso que se hace principalmente con los libros: leer. Y pensar esto me da miedo; esta noche me acuesto con miedo. Para mí esta noche es La noche del miedo.

 

viernes, 23 de abril de 2010

hoy,

hoy es un día especial,
hoy voy a hacer algo que todavía no había hecho,
hoy me voy a meter un libro por el culo,
 
 
y luego me voy a meter los conciertos en calles y plazas,
y el avatar de la plaza de callao,
y las firmas en librerías,
y a los directores de cine que firman libros hoy cuando el último libro que "escribieron" fue hace varios años y lo que realmente sucede es que acaban o están a punto de estrenar película,,,
y los descuentos,
y las lecturas del quijote hechas por cargos públicos,
y todos esos demás artistas que no tiene que ver con el libro pero que han buscado un hueco hoy para ganarse un sueldo, como los bailarines, los acróbatas, los músicos, los directores de cine, los directores de teatro, los políticos,,,
y todos esos que piensan que el libro y el día del libro es equivalente a la cultura,
que el poseer libro es tener cultura,
que el festejar un día del libro es tener cultura,
el gastarse millones e conciertos por el día del libro va a hacer que leamos los libros que tenemos en casas,
 
y cuando termine con todo me voy a meter una rosa por el culo, de regalo,
 

"las dos formas de subversión que quedan en la sociedad contemporanea son: el suicidio y el enamoramiento" (j.c.)

"hombre, somos muchos, qué más da que se suiciden unos pocos" (p.a.)

"¿por qué hay tasnta obsesión por satanizar el suicidio?" (j.c.)

yo voy a ir,

jueves, 22 de abril de 2010

"me gustaría saber qué pasó realmente en la boda del escorial, quién pagó la boda y por qué" (j.c.)

"claro que hay campos de concentración aquí, uno se da una vuelta por un centro comercial en ciertos días,,," (j.c.)

"no es lo mismo relativismo que todo vale" (a.b.2)

el teatro,

 
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,
el teatro me lo meto por el culo,

miércoles, 21 de abril de 2010

teatros lxxxiii,


"teatro ambassador (embajador), new york
construido en 1921, es uno de los cuatro teatros de Broadway diseñados por Herber Krapp para los Shubert y el único que actualmente gestiona su organización. Como es normal en los diseños de Krapp, la fachada es bastante sencilla, dotando al interior de un diseño muy elegante. Otra de las señas de este teatro es su peculiar diseño, ya que para poder aprovechar al máximo el espacio desponible, krapp diseñó el teatro en diagonal sobre la planta del edificio, dándole un aforo de 1.155 espectadores.
durante los primeros años el teatro se especializó en operetas y comedias musicales. en 1935 los Shubert vendieron el teatro y este pasó a utilizarse como cine, emisora de radio o estudios de televisión. en 1956 los Shubert vuelven a adquirir el teatro y con ellos regresan los estrenos, con obras como el fuerte rojo o el león en invierno.
desde el año 2003 el teatro viene ofreciendo el exitoso musical Chicago, el cual fue trasladado aqui desde el teatro Shubert" (peter gunn)

"a mí me gustaría ver en el banquillo a mucha gente" (j.c.)

"los sistemas de enseñanza actuales favorecen la mediocridad" (j.c.)

"bastante tenemos ya de mediocridad en la existencia como para conformarnos con la mediocridad impuesta" (j.c.)

"hemos asistido a un profundo encanijamiento de la cabeza" (j.c.)

"hay que llegar a un acuerdo entre realidad y deseo" (a.c.)

"no valoramos lo desgastado de un vaso, pero si de unos vaqueros" (a.b.2)

"lo luminoso llevado al extremo puede ser tan oscuro como lo negro" (a.b.2)

"es todo un arte, el ser malo" (p.a.)

"las cucarachas me dan un miedo que me dejan loca, y son negras" (r.b.)

"¿por qué blanco?, los agujeros siempre son negros" (f.g.)

"el aburrimiento es subjetivo" (y.p.)

"somos hijos de los totalitarismo del siglo xx" (j.c.)

"para los que hemos nacido rodeados de cemento, el cemento es parte de nuestro entorno natural" (a.b.2)

"las vacaciones son los días sin corbata" (a.b.2)

"la solidaridad se vende en ALCAMPO" (A.K.)

"deberíamos saber qué estamos haciendo, y por qué y para qué" (a.b.2)

"las homilias, me las meto por el culo" (y.o.)

"ya soy estudiante, ya voy al cole a aprender y aprendo cada día" (y.o.)

"los miércoles todo es culo" (y.o.)

miedo xiii,

"el culo es lo que es: un culo" (goethe)

miedo xii,

"desconfío de la gente que en vez de decir 'no tengo ni idea' dice 'no lo recuerdo ahora'" (y.o.)

miedo xi,

"hay que escuchar a las señoras" (t.u.)

miedo x,

"amor: alteración de la conciencia que somete al individuo a un estado de estupidización" (j.c.)

miedo ix,

"el tener ángulos rectos en el cuerpo es inhumano" (a.b.2)

 

martes, 20 de abril de 2010

miedo viii,

crudo,

el domingo vi a crudo y a la cruda, y se rieron de mí,,,
de mí,,,

miedo vii,

carnés,

quedan pocos carnés,
luego no haré más,
cuando se acaben se acabaron,
si rompes tu carnet,
allá tú,
 
si no tienes carné,
solicítalo,
 
si no quieres el carné,
allá tú,
 
el día que en el planeta sólo haya lugar para los niculistas con carnet os arrepentiréis de todas las cosas que decís,
 
tururú para todos,
y para ti el primero,
por convencional,

domingo, 18 de abril de 2010

miedo vi,

a la mierda,

 
estoy rodeado de gente convencional
que hace cosas convencionales
gente que me da asco
gente que va a las bodas
y se pone traje
gente que incluso se casa
me comprometo a faltar a tu boda
por cierto
ahora mismo puedes darte por aludido
me comprometo a no ir a tu boda
ni a los bautizos de tus convencionales hijos
ni a las confirmaciones de tus convencionales hijos
para tener hijos así mejor no tengas nada
mejor cómprate un loro
y vete a la mierda
 
estoy rodeado de gente convencionalmente egoísta
gente muy egoísta
gente que pide y pide
gente que cuando das coge dos veces
gente que alarga las vocales en los mails para pedirte favores
porque alargando las vocales piensa que me enternece
porque alargando las vocales piensa que voy a aceptar
porque alargando las vocales piensa que es más gracioso
y que voy a olvidar
pero he decidido que no voy a tener más trato con gente egoísta
así que no me escribas más
no me llames más
no me alargues más las vocales
y vete a la mierda
 
estoy rodeado de gente convencional
que ve series
y recomienda series
y sólo habla de series
y se descarga series de internet por temporadas
y habla de temporadas
y reduce su vocabulario
sólo dice temporada serie episodio y pack
y te pido que no me hables más de series
las series no se inventaron para esto
para sustituirme a mí
así que ahora te sustituyo yo
no me mires
no me hables
no me escribas más
y vete a la mierda
 
estoy rodeado de gente convencional
y todo su tiempo es suyo
para sus cosas
y no me pueden conceder audiencia
excepto para que les lleve al teatro
o para que les haga favores
para eso me escribes
para eso me hablas
para eso me llamas
para que te lleve al teatro
cuando te conviene
cuando no habría otra forma de ir si no te llevo yo
y para que te haga favores
pero el resto del tiempo es tuyo
y para tus cosas
pues te digo una
una cosa
cásate ten un hijo egoísta como tú y ve con él una serie
y vete a la mierda
 
estoy rodeado de convenciones
que no quiero cumplir
en las que no quiero caer
no quiero ser como los demás
porque todos me dan asco
no quiero ser como tú
porque me das asco
no quiero hacer como tú
acostarme por la noche y levantarme por el día por ejemplo
ni tener amigos y quedar con ellos por ejemplo
ni comer a la hora de la comida por ejemplo
como tú haces
en qué reloj pone que esa sea la hora de la comida
en qué reloj
es que como no llevo reloj no lo sé
tú llevas reloj seguro
anda vete a la mierda
,
 

"los domingos todo es culo" (y.o.)

 

miedo v,

sábado, 17 de abril de 2010

viernes, 16 de abril de 2010

miedo iv,

"pero mucho más necesario es elaborar las mentiras" (t.u.)

 

"los sátiros suelen ser hombres coherentes" (m.m.)

 

"los sátiros tenemos sentimientos" (m.m.)

 

"absténganse los cobardes del oficio de sátiro" (m.m.)

 

"los sátiros ayudan a la regeneración del nivel social" (m.m.)

 

"siempre es necesario elaborar las verdades" (m.m.)

 

"cuando alguien hace algo así, que le horroriza lo tiene que defender" (y.p.)

 

miedo iii,

"hay que poner freno al deseo" (y.p.)

 

"antes de que hubiera escritura, ya había historias que recordar" (j.a.v.)

 

"buscaremos nuestros materiales donde sea necesario" (j.a.v.)

 

miedo ii,

al peso,

Cuando yo era niño mi abuela me llevaba a una tienda de literatura al peso que había en una placita cerca de mi casa, en las plazas en las que había de todo, porque en mi calle sólo había tiendas de pijos. Nosotros vivíamos en lo alto, en la zona de pijos, sin serlo, pero abajo había otras tiendas que me gustaban más, y a la de literatura al peso íbamos a menudo. Me gustaba revolver el género en aquella tienda. Lo tenían sobre unas mesas grandes o metido en cajas por el suelo. Había montones de novelas, y teatro, y ensayos, y columnas de opinión. Uno elegía y luego iba a la caja, le pesaban el material en una gran báscula, y multiplicaban. Toda la novela junta, todos los ensayos juntos, todo el teatro junto, y todas las columnas juntas, y luego multiplicaban por el precio al que estaba cada una de las categorías ese día; ese precio podía oscilar según fuera el mercado. Las columnas eran lo más barato, y mi abuela, como había tenido que sobrevivir en la posguerra gastando poco dinero, y tenía que gastar también poco durante muchos años después de la posguerra, sólo compraba columnas. Muchas columnas. Las juntaba todas sobre la báscula, el dependiente anotaba el peso, y calculaba mentalmente y valiéndose de un papel usado (alguna página de una novela vieja) y un lápiz, finalmente le cobraba a mi abuela el resultado. Ella se fiaba de la mente calculadora del dependiente y pagaba lo que éste le pedía, porque, al fin y al cabo, mi abuela para los números nunca había sido muy dotada, y no era cuestión de ponerse a discutir con los tenderos. Mi abuela compraba muchas columnas al peso porque eran lo más barato y porque ella se entretenía haciendo fundas para las almohadas de nuestras camas. Pasaba tardes y tardes con la televisión puesta, cosiendo fundas de almohada con columnas de opinión. Para que tuviéramos variedad de fundas de almohada. Una por semana por lo menos. Ahora, muchos años después, sigo teniendo un cajón lleno de fundas de almohada, hechas con columnas al peso.

martes, 13 de abril de 2010

miedo i,

ya no más,

ya no voy a cenar más tortilla hecha sin amor,
ya no me van a esconder más las cosas ricas de comer,
ya no van a esconderme más la comida que yo compro,
ya no van a parar más el video cuando paso por el salón,
ya no van a disfrutar de no contestar a mi saludo nunca más,
ya no van a cerrar más la puerta de mi cuarto por asco,
ya no me van a mirar con asco nunca más,
ya,

lunes, 12 de abril de 2010

grrrr,

ahora mismo los niculistas d.c. y l.v. están juntitos en el teatro,,, y a mí no me han llevado,,, grrrrrr,,,
 

la entrada del cine,

hoy me he encontrado a martín cuando él salía del cine, y le he preguntado que qué había visto y que por qué iba al cine, y no me ha querido responder, pero de repente venía su autobús, y me ha dicho adiós precipitadamente, ha cogido el billete del bolsillo, y al sacar la mano se le ha caído un papelito, y como no he podido dárselo porque ya estaba dentro, y lejos, diciéndome adiós, pues le he enseñado el papel, con el brazo en alto, y luego lo he mirado yo,



ja, era la entrada del cine, ja, vaya películas que ves, martín,

domingo, 11 de abril de 2010

culo y tecnología,

nico tiene una sección en el blog de i.r., la sección se llama culo y tecnología,

viernes, 9 de abril de 2010

desconfío de las radios de modernos,

y de los modernos de las radios,

crudo es muy tonto,

mucho, mucho, mucho,   
 
y estoy muy enfadado con él,

jueves, 8 de abril de 2010

teatros lxxxii,


"teatro municipal san glorio de la martinica, construido hacia el 1500 con financiación procedente de las arcas de los reyes católicos, que quisieron crear un centro de cultura para los españoles que allí quedaban a evangelizar a los indígenas, posteriormente fueron expulsados, como todos sabemos, por los franceses,
en este teatro se conocieron napoleón y la que sería su amada esposa, pero yerma como la de lorca, josefina, que consiguió que el emperador se fijara en ella al reventársele el corsé mientras le indicaba cuál era su asiento -de hecho se cree que josefina fue la primera acomodadora de la historia-
actualmente el teatro es propiedad de una empresa alemana que fabrica salchichas, que lo ha modernizado con el fin de dar más cabida a los visitantes de la oktober fest de martinica, que se celebra el primer domingo de mayo -y así cumplen también con el día de la madre y de la virgen-, de hecho en la martinica es tradicional acudir el primer domingo de mayo con tu madre vestida con un corpiño al festival cervecero por excelencia e invitarla a salchichas, hay quien también lleva a la virgen, pero ésta se deja ver poco," (l.v.)

"ser polémico es muy incómodo" (j.a.v.)

 

"después pasa lo que pasa, se empieza por 'la hora de nico', y se termina,,," (j.a.v.)

 

"bergman tenía un retrete para él sólo, porque tenía el vientre nerviso" (a.g.)

 

""o me muero, o va a ser estimulante de cojones" (i.b.)

 

"yo soy un listo del pueblo" (i.b.)

"'pues ahora de pelo bonito nada, vas a tener culebras, medusa', dijo venus" (m.o.)

 

"júpiter es el más" (m.o.)

 

"ah, sí, pues ahora lo vais a llevar claro, porque no vais a poder salir ni entrar porque voy a poner aquí un monstruo" (m.o.)

 

"¿ah sí? ¿tú guapa, venus? pa guapa, mi hija" (m.o.)

 

"éste es que, como sabe varios idiomas, piensa de otras formas" (p.a.)

 

"coño, voy a vivir, y encima estoy más salida que el pico de una mesa" (y.p.)

 

"tengo un cagao mental... (a.m.)

 

"la expresión escrita es una herramienta, no un castigo" (d.c.)

 

miércoles, 7 de abril de 2010

círculo vicioso,

pulsa aquí:

el inmundo,

aquí el más inmundo soy yo,
nadie más que yo puede ostentar ese título,
 

"no seáis profesores de mayores, que es una cosa que pone muy mal los cuerpos y peor las cabezas" (j.a.v.)

 

martes, 6 de abril de 2010

ja,

hoy estoy contento, porque me ha llamao crudo,
 

pensar,

he decidido que voy a dejar de pensar,
porque pensar es un rollo,
pensar me molesta,
pensar me trastorna,
ya no pienso más,

la casilla,

espero que cuando hagáis la declaración marquéis todos la casilla destinada al niculismo,
 

lunes, 5 de abril de 2010

la cena,

esto he cenado hoy,
tortilla hecha sin amor,
y ahora me duele la tripa muchooooooooooooo,
ay,

domingo, 4 de abril de 2010

exaltación de la convivencia

soy un inmundo para ti
al que no puedes soportar
soy el inmundo
 
soy un inmundo para ti
que te molesta sin querer
soy el inmundo
 
soy esa cosa que al pasar
intentas siempre ignorar
soy el inmundo
 
soy ese enfermo pustuloso
que a veces cruza por el salón
soy el inmundo
 
soy esa fiebre de existir
que te se mete por los colondrines
soy el inmundo
 
soy ese virus que al entrar
aguantas bien sin respirar
soy el inmundo
 
un cacho carne para ti
del que te molesta su existir
soy el inmundo
 
la peste con patas para ti
al que la comida le escondes, sí,
soy el inmundo
 
soy ese calcetín usado y oloroso
que escondes en la pocilga más asquerosa
soy el inmundo
 
soy el inmundo
 
soy el inmundo
 
soy...
 
        el inmundo
 
chin-pún
 

 

sábado, 3 de abril de 2010

teatros lxxxi,


"teatro maría guerrero, madrid
fundado en 1885 por el marqués de monasterio con el nombre de teatro princesa. con un aforo de 622 personas, el teatro se creó con la idea de ser un local selecto, pero con la muerte del monarca alfonso XII y el posterior luto de la burguesía madrileña, el teatro entro en crisis financiera. desde finales del s. XIX la actriz maría guerrero empezó a realizar actuaciones en el teatro hasta que en 1908 la actriz y su marido compran el teatro para así poder compaginar las representaciones en españa con sus constantes viajes a américa latina. fue la época dorada del teatro con estrenos de benavente, valle-inclán o pérez galdós.
tras el fallecimiento de maría guerrero en 1928, el teatro pasa a manos del estado y 3 años más tarde se le cambia el nombre de princesa por el de la actriz. con el estallido de la guerra civil el teatro cerraría sus puertas hasta 1940, año en que adquirió la categoría de teatro nacional. en 1978 pasa a ser sede del centro dramático nacional, y su dirección corre a cargo de adolfo marsillach.
en abril de 1996 es declarado bien de interés cultural, con la categoría de monumento.
su última reforma se le realizó en el año 2003." (peter gunn)

viernes, 2 de abril de 2010

¡oh!

¡oh, inhumana compañía que me abandonas 6 de cada siete tardes de mi vida! ¡¿no era yo acaso el que vagaba hoy por madrid de teatro en teatro pensando encontrarme a alguien conocido y darle la lata con mi murga porque nadie me había escuchado en todo el día?! ¡¿no era culpa tuya acaso, inhumana compañía, que me has abandonado, el que pareciera un mendigo por las calles del centro y el que me metiera de cabeza en la procesión para mirar las caras de la gente y encontrar la de alguien conocido con la esperanza de hablar o escucharle?! ¡¿no era yo acaso el que con gesto torvo miraba a través de los ventanales de los bares buscando algún pobre incauto en quien perpetrar mi funesto abominable crimen: hablar?! ¡¿era o no era yo el que ha acabado en una librería dominguera y se ha comprado un libro de poesía porque le recordaba su niñez y infancia, a pesar de odiar la poesía con todas sus fuerzas, y el que se ha metido el libro entre la camisa y la camiseta para sentirlo cerca de la barriga y dar calorcito aunque fuera a un libro, y no soy yo el que lo está leyendo ahora, tirado en la cama y se está emocionando con aquellas cosas que escuchaba hace años, en aquella época en que hablaba y escuchaba a sus allegados?! ¡oh, inhumana compañía, que me has hecho depender de ti a pesar de ponerme la coraza de no necesitar de nadie y de odiar a todos! ¡¡¡oh, inhumana compañía, no me dejes solo todas las tardes de lo que me queda de vida, o si no, ésta última se irá acortando!!!

Aperturas

 

En Francia existía un negocio que llegó a estar muy en boga durante un tiempo, al que mi imaginación denominaba el negocio del pis, englobando el término "pis" al conjunto de actividades que se pueden llevar a cabo en unos baños públicos cuando se tiene la necesidad. Existe una figura, el cuidador del pis, es decir, el encargado/a de limpiar los baños y colocarse ante las puertas con rollos de papel higiénico en la mano, aparentando estar interesado en el pis de los demás, y por tanto en el bienestar de los demás. A veces incluso, este personaje dirigía el tráfico, y recomendaba utilizar una cabina u otra, sin esperar propina al hacerlo, pues las tarifas de uso de cada baño francés estaban claramente estipuladas en una carta o menú que solía enmarcarse a la entrada. La utilización de un urinario resultaba algo más barata que la de un váter, y a veces se podía encontrar uno un torniquete separando las dos zonas. Para las mujeres se podría decir que había una tarifa plana de uso del baño. Y además no era necesario llevar suelto, porque el encargado tenía cambio hasta para el billete más grande.

En España es poco común que esto suceda, salvo en ciertas estaciones de autobuses o tren, o en baños de lugares públicos muy concurridos como el Parque del Retiro, por ejemplo, en los que existe un platillo para voluntariamente aportar unas monedas al cuidador del pis correspondiente. Pero eso casi nunca va conmigo, soy de los que no suelen pagar por mear, si puedo evitarlo.

El último verano viajé a París concienciado de que ir al baño varias veces al día era importante para un veraneante. Siempre había tenido clara en mi mente la lista de lugares en los que hacerlo en aquella ciudad era gratis, como por ejemplo en los baños de los Museos Municipales, o en un pasadizo concreto del Museo del Louvre. Pero en aquellas vacaciones bajé del avión con el firme propósito, de pagar por hacer pis si lo necesitaba, pues ya puedo permitirme ciertos gastos. Pero cuando volví a mis lugares favoritos me di cuenta de que algo había cambiado, de que la ciudad se había abierto más que nunca al viajero. Y no resultó estar el pis a 2x1, sino que era gratis en los baños públicos de parques y plazas y en los lugares más turísticos, y en las cabinas individuales de insertar moneda, y creo que incluso en algunos centros comerciales. Los franceses, a los que había llegado incluso a no tolerar por su negocio del pis, habían abierto sus fronteras a los pises más internacionales. Y eso siempre resulta favorable para el concepto que tiene el turista del país anfitrión, pues cuando se viaja uno de los mayores placeres que se puede experimentar, aparte de conocer otras culturas, entablar nuevas amistades, o contemplar obras de arte, es entrar al baño y aliviar vejiga e intestinos.

Las grandes hazañas se consiguen sumando toda una serie de pequeños actos heroicos. Diminutas gestas que consiguen dar forma a un todo. Siempre es así. Como cuando se aprende a leer o a escribir. Como cuando se aprende a nadar. Los franceses han comenzado una apertura desde lo más bajo, desde sus váteres y urinarios públicos. Eso es un gran paso. Desde el verano pasado me llevo mejor con ellos.

nico guau

 

billete de metro,

con 1 amigo
martín
conversación sobre algo
acaba en idiomas
francés
echo de menos francés
no voy más cole
voy estudiar idiomas
digo
idiomas
tengo segundo título francés
dice
qué listo
digo
añoramos francés
etc
ay
ay
momento estúpido
qué decir ahora
miramos al suelo
los dos
al mismo punto
pensando en francés
en un pasillo del metro de madrid
miramos al mismo punto
pensando en francés
y vemos esto

lo reconocemos
billete de metro
parís

billete del metro de parís
¿estaba allí esperándonos?
¿lo hemos traído con el poder de la mente?
¿no te lo crees?
pero para ti,


leer,

Ayer estuve en una casa donde había una sala llena de libros y un sillón para leerlos. Quizá eso es lo que no tengo, un lugar para leer. Antes leía en el metro o en el autobús y en el suelo de la caseta y en la cama. En la cama a veces me quedaba dormido. Ahora en mi caseta no tengo suelo, sólamente tengo cama para leer, y siempre me duermo cuando me pongo horizontal. Lo que tengo que leer en el cole no es lo que solía leer antes. Lo de antes lo he intentado leer pero me duermo. Y leo lo del cole, a medias.

Ayer, cuando vi el sillón para leer, en esa habitación llena de libros, me dio mucha envidia, y me acordé de las veces que me habían dado ganas de tirar los libros porque no los puedo leer. Quiero un sillón para leer. O un silla, simplemente. ¿Lo quiero?

Hoy me ha dicho martín que ya no lee; esto es un pie suyo andando por alcalá, por cierto, con la zapatilla que no me gusta:

Que martín no lee. Y he pensado que yo tampoco, y no es porque no tenga un sillón, debe haber alguna otra cosa. Un momento en que dejé de hacerlo. No fue al entrar internet en mis tardes. No fue al no tener suelo para hacerlo. Le he dicho a martín un momento en que él dejó de leer, por decir algo. Pero es una tontería. Me parece que la culpa es de los libros. No dicen nada. No sirven para nada. ¿O es del sillón? ¿Si tuviera un sillón para leer, leería?

ah, culo,

jueves, 1 de abril de 2010

la semana de p.g.,

este es peter gunn,
así va vestido toda la semana santa,
cada año,
año tras año,
la gente de su calle le mira al pasar,
por la pinta que lleva peter gunn toda la semana santa,
cuando va a la compra,
cuando coge el autobús,
etc,
tiene que tener cuidado con la cruz porque se le engancha en los altos de las puertas,
qué sufrido es p.g.,

lo mismo,

lo mismo es
lo que todos los años,
me voy a quedar en Madrid,
voy a ir a las procesiones con una camisa rosa,
chanclas y unas bermudas con palmeras,
de rodillas,
con los brazos en cruz,
con un cucurucho en la cabeza,
y con el culo al aire,
y con un fajo de billetes asomando de un bolsillo;
y luego voy a entrar en el vips,
y voy a pedir unas tortitas,
con mierda,
 
culo,
 
 

nuevo patrocinador,

logo enviado por a.a.,